Embarazo

Musica durante el embarazo

La mujer como progenitora es pieza clave en la historia de la humanidad, al cumplir con su rol fisiológico más importante cuando lleva a cabo la maternidad, y esto que a su vez conlleva a la cría y cuidado de sus hijos según sus apartados socioculturales. Para ello -y en general para su buen desempeño físico en su cotidianidad y su campo laboral-, necesita de óptimas condiciones que vayan de acuerdo con un buen desarrollo físico y fisiológico que beneficien su salud. Cuando se trata de los cuidados de su embarazo debe hacerse mayor hincapié en esto, tanto si se habla que se está preparando para concebir como también durante la gestación, pues se deben aportar los requerimientos nutricionales específicos para el buen desarrollo del niño en cada etapa de la gestación.

Adicionalmente, debe ingerir vitaminas y minerales, tomar los descansos que requiera y aportarle amor y atenciones al bebé desde temprano, hablándole, y estimulándolo desde el exterior de distintas maneras: con buenos estados anímicos, bailando, y escuchando música principalmente alegre y relajante pues con cosas como estas desde el vientre materno se determinarán comportamientos específicos tanto físicos y fisiológicos como psicológicos que van a determinar al niño en su desarrollo como individuo social en su futuro.

La inteligencia y el lenguaje del habla y el emocional por ejemplo, son influidos en cierta forma por los sonidos que se escuchan desde el 5to mes de gestación en el vientre de su madre, ya que a partir de la semana número 20 él puede oír y distinguir la musicalidad de cada tono de voz, bien sea su madre o su padre, los tíos y abuelos quienes le hablen. Siente así mismo, el ánimo con el que le hablan, al igual que la actitud que tenga su madre mientras se deja contagiar por ello, al mismo tiempo que se transmiten diferentes sensaciones que le van a producir seguridad, tranquilidad, protección, cuidado, haciéndolo al nacer un niño más seguro del entorno familiar.

Son diversos los beneficios que ofrece la música proporcionada durante el embarazo. Inequívocamente, es el bebé el principal beneficiado, y razones como las siguientes lo demuestran:

  1. Les brinda relajación durante la gestación, o que los hace más despreocupados, menos sensibles ante cualquier alerta, siendo señal de esto el nacer con ojos y manos abiertas al igual que tienen poca tendencia a llorar.
  2. Conjuntamente con la resonancia de la pista que se reproduce, los contactos positivos que establecen los padres activan en gran medida las respuestas inmunitarias.
  3. Los hace emocionalmente más abiertos, ayudándolos a crear fácilmente vínculos que en primera instancia serán con los padres y demás familiares cercanos.
  4. Al escuchar ciertas melodías, obtienen equilibrio logrando así dormir mejor y alimentarse sin mayor problema.
  5. Su atención se agudiza, siendo capaces de aprender más pronto tras concentrar su atención.

De igual manera la música también beneficia a la madre, puesto que al mismo tiempo que la alegra, relaja, equilibra, entra en sensación de bienestar y hace más llevadero el proceso de la maternidad.

Se recomienda para los bebés sonidos agudos y armoniosos que se encuentran en melodías de Mozart, Vivaldi, y Bach ya que sirven como relajantes, así como también en general música barroca o clásica que proporcionará el fortalecimiento de las capacidades intelectuales y de defensas. Pudiendo ser complementada con cualquier música alegre para bailar y que a la madre llene de energía y felicidad.

Todas las madres deberían someterse a terapias musicales diarias, que involucren tanto el repertorio favorito de los padres y el especial dedicado al bebé, así que si conoces de alguna madre que no maneje esta información, sin duda será oportuno que le hagas llegar la misma.

 

 8 Posts 0 Comentarios 4658 Visto